Si eres primeriza y estás un poco perdida, este artículo te va a solucionar muchas dudas, Mímate Mamá te da consejos para tener un embarazo 10.

Carmen Pérez-@laguiademoda
El embarazo es una etapa de la mujer a la que no todas nos enfrentamos de igual manera. Pero sea cual sea nuestra reacción, es cuestión de muy poco tiempo empezar a querer al ser que se lleva dentro. Mª Ángeles de Mímate Mamá te da consejos para cuidarte durante el embarazo desde su experiencia laboral y personal  y así poder disfrutar de esta virtud tan especial de ser mujer.
Cuando descubres que vas a ser mamá, mil pensamientos te invaden por dentro. Si eres primeriza es normal que sientas miedo y te llenes de dudas. ¿Engordaré mucho? ¿Lo pasaré mal durante el embarazo? ¿Cómo quedará mi cuerpo después de dar a luz? ¿Estoy preparada? Lo más importante es que NO TE OBSESIONES CON EL FÍSICO. A todas nos gusta estar guapas y en estado seguirás siéndolo. Incluso más.

Imagen

Primer, segundo , tercer trimestre y nacimiento. Serán los nueve meses más bonitos de tu vida.

Cambios de nuestro cuerpo en los meses de embarazo:

El primer trimestre de embarazo, por norma general, va seguido de vómitos, cansancio y aumento de pecho. Nos cuesta asimilar que algo dentro de nosotras se está formando y quizá nos pueda venir un poco cuesta arriba. En este tiempo no se nota aún tu estado y puede parecer que simplemente has engordado unos kilillo más que estar embarazada. Pero con el paso de los días irás emocionándote cada vez más. El más bonito es el segundo trimestre. Ya te has concienciado y quieres conocer a tu bebé. Te estabilizas hormonalmente y es cuando mejor te encuentras. Es verdad que el tercer trimestre es el peor. Estarás muy cansada y es cuando más peso se coge, pero no por eso tienes que perder la ilusión. ¡Ya te queda nada para conocer al que, de verdad, será el amor de tu vida!

Imagen

Mª Ángeles es toda simpatía y siempre está dispuesta ayudarte y ofrecerte lo mejor de su tienda.

Consejos para tus primeros meses de embarazo:

​Mª Ángeles nos recomienda no coger mucho peso. Lo normal es engordar entre 9 y 12 kilos.
En el primer trimestre de embarazo  no es aconsejable hacer deporte. A partir del segundo hay que hacer ejercicio, andar y, en resumen, moverse. También hay que fortalecer el suelo pélvico. Es importante recordar que estar embarazada no es ninguna enfermedad, ¡se puede hacer de todo!

​Es fundamental la hidratación del cuerpo porque nunca se sabe dónde pueden aparecer estrías. Mª Ángeles nos aconseja masajearnos la barriga y el pecho con aceite de almendras o de rosa mosqueta.
A la hora de hablar de la ropa interior, nos cuenta que los sujetadores hay que cambiarlos desde el primer momento. En el embarazo no se llevan aros porque su uso puede acabar en una mastitis. Nos habla de los sujetadores que encontramos en su tienda, que aguantan todo el embarazo y la lactancia.

Imagen

En Mímate Mamá encontrarás los sujetadores y fajas que más se adecuen a tu estado.

Cuando comenzar a llevar faja:

A partir de los 4 meses y medio es el momento de usar una  faja para no tener problemas de espalda y ciática. Hay varios tipos de fajas pero ella, como mamá de tres hijos, prefiere una banda simplemente porque la faja es muy cómoda para estar de pie pero es incómodo para sentarse.
Aunque la mujer sea joven hay que cuidarse y mimarse mucho porque luego vienen los problemas y las consecuencias se pagan.
​A esas mujeres que sienten miedo de la transformación de su cuerpo, decirles desde aquí que todo pasará cuando tengan en brazos a su hijo. No te compares con esas supermodelos que dan a luz y al mes vuelven a tener un cuerpo de escándalo. Detrás de eso hay dietas y rutinas imposibles e incluso operaciones. Piensa que hay que cuidarse día a día y que todo lleva su tiempo, nueve meses o un año si te lo propones.

Imagen

No caigas en el error de engordar sin necesidad. Es ahora cuando más debes cuidar tu alimentación.

Cuida tu alimentación:

Y a las que les preocupa mirarse al espejo y no reconocerse, el embarazo es algo único pero es a la vez una montaña rusa anímica. Por eso es importantísimo cuidar los estilismos. No vale ponerse el chándal y no quitárselo ni para dormir. Tampoco usar tres tallas más de las que se necesita. En Mímate Mamá encontrarás ropa acorde para sentirte cómoda y espectacular durante tu embarazo.
¡AH! ¡SE ME OLVIDABA! ¡FELICIDADES POR SER MAMÁ!

Deja una Respuesta