Imagen

Estos meses pre-spring son inquietantes para aquellos que tienen que tomar decisiones sobre el camino a seguir en su vida profesional. Los que están tratando de decidir qué estudiar, y los que están terminando su carrera se hacen la misma pregunta: ¿Cómo puedo llegar a ser diseñador de moda?

​Como director de una escuela de diseño y profesor de moda tengo que empezar por aclarar que el problema es el concepto: ¿qué significa exactamente ser diseñador de moda?. Parece existir una única ruta: desfilar en el EGO, crear una firma propia, tener una marca conocida o ser director creativo de una firma consagrada y vender mucho. Si solo existiera está opción estaríamos hablando de una de las profesiones con mayor índice de fracaso de la historia ya que cada año se gradúan unas 700 personas en diseño de moda en nuestro país y en EGO solo tienen cabida 10 diseñadores noveles.

Sirva este artículo (y el próximo) como selección de consejos a tan compleja pregunta. En estos dos artículos os presentaré una  selección variada de diseñadores que afrontan su sueño de dedicarse a la moda desde formatos muy diferentes. A todos ellos les he preguntado lo mismo: ¿cómo lo hiciste?. Todos coinciden en el empuje inestimable del tesón, la ilusión y el esfuerzo, pero cada uno nos sirve como ejemplo para entender algunos de los mil caminos de este laberinto del mundo de la moda.

El primer grupo de diseñadores han alcanzado, por rutas muy diferentes, el sueño de ser diseñadores de moda.

No parar de estudiar
Tania Romero

​Nunca se sabe lo suficiente. Fui profesor de Tania hace años, su última etapa formativa fue en Estación Diseño. Cuando la conocí ya había realizado varias colecciones y desfilado en varias pasarelas de España. Desde entonces ha seguido creciendo como diseñadora pero nunca ha dejado de estudiar. Para ser diseñador hay que conocer lo máximo, estar pendiente de todo y sentir obligatorio el aprendizaje continuo. La pasión por la moda de Tania le ha llevó incluso a ser reconocida como Mejor diseñadora emergente del año 2013.

Decidí  compaginar mi último curso de la Licenciatura de Bellas Artes con estudios de moda y casi sin darme cuenta me fui involucrando más y más en el mundo de la moda hasta llegar a ser mi profesión.

Este ansia de conocimiento la hace ser la diseñadora más preparada que he conocido. Ahora tengo la suerte de compartir docencia con ella.

Imagen

Imagen

Sin miedo a equivocarse
Beatriz Peñalver

 Aunque empezamos aclarando que no es el camino más realista, se puede triunfar y llegar a lo más alto empezando de la nada. Este es el caso de Beatriz Peñalver, recién nominada a los premios Who’s On Next 2017.
Esta granadina provenía del mundo del marketing pero un día decidió liarse la manta la cabeza y luchar por ser diseñadora. Ella misma nos cuenta que su primera colección fue una recopilación de prendas a medida para diferentes clientas (que le prestaron las prendas para su primer desfile). A partir de aquí, sin conocer a nadie (y sin que nadie la conociera) aprovechó todos los eventos y ocasiones que tuvo para mover sus creaciones y obtener visibilidad:“…estaba en todos lados, me embarcaba en todo, coche cargado de prendas, percheros mochila, ipad y tarjetas de visita, todo me parecía una gran oportunidad…”Sobre los pasos desacertados en este camino lo tiene bastante claro:

“…he hecho muchas cosas que borraría, pero no me arrepiento de nada porque lo que tengo claro es que todo cuenta”

Beatriz también nos aporta un sabio consejo. Un error de base de algunos diseñadores emergentes es pretender sacar rendimiento económico de todo. Ella recomienda esforzarse más en el producto, mimarlo y exhibirlo con orgullo. En el fondo que te vean y que te reconozcan es otra forma de ganar.

Imagen

Imagen

Trabajo en equipo
TANGRAM

Trabajar en solitario tiene la satisfacción de la autogestión, pero también puede ser una cuesta arriba imposible. Roberto y Maribel (Tangram) apostaron por un proyecto con dos cabezas. Tras varias colecciones se han hecho un hueco en la moda desde su atelier en el que reparten el trabajo de diseño y las tareas de gestión. Ambos dan especial importancia al proceso formativo. Durante los estudios se conocieron y emprendieron esta carrera juntos con la firmeza del apoyo mutuo.

Roberto: Mi interés por la moda comenzó cuando estudiaba bellas artes, allí comenzó a interesarme la ilustración de moda y ello me llevó a dedicarme de lleno al diseño de moda, estudiando y preparándome, descubrí un proceso artístico muy amplio que me guío en un proyecto profesional junto con Maribel.

Maribel: Mi interés por la moda empezó desde que aprendí a usar los lápices de colores, ya desde pequeña pasaba horas dibujando “muñecas” y con el paso del tiempo se fue haciendo más fuerte ese interés y esa necesidad de expresarlo, así decidí formarme para dedicarme a ello, sin dudarlo ni un segundo.

Imagen

Imagen

Profeta en tu tierra
Pilar Dalbat

Uno de los principales errores de los diseñadores noveles es la idea de que hay que irse a Madrid, a Londres o a Nueva York para vivir de la moda. Si hay algo que caracteriza a Pilar Dalbat es el amor y el arraigo por su ciudad (Granada). Cada año elige lugares emblemáticos de la ciudad para presentar sus colecciones y está presente en todos los acontecimiento relacionados con la moda que tienen lugar en la zona. Y todo ello desde una sincera humildad que le ha hecho ir siendo la referencia de la moda granadina.

Durante años he sido incapaz de afirmar que era diseñadora de moda. Creo que han sido los demás los que poco a poco han considerado que lo soy y es algo que hoy me hace infinitamente feliz aunque lo sigo viendo muy grande. Hace años cuando me preguntaban a que me dedicaba respondía; “tengo una pequeña empresa en la que diseñamos, fabricamos y distribuimos prêt-à-porter femenino. Mi formación y mi punto de partida me hacían sentir pudor y estar más cómoda con esta explicación.  

Imagen

Imagen

Moda comprometida
Juana Barranco 

¿Qué necesita la sociedad ahora mismo?¿cual es la asignatura pendiente de la moda?. Cuando Juana Barranco comenzó su carrera como diseñadora sintió la falta de compromiso de la moda con las tallas grandes (siempre fuera de tendencia ).
“en principio me impulsó el ofrecer diseños actuales, cómodos y no por ello faltos de chispa para este sector de población”
Juana considerá que es fundamental que haya una motivación poderosa, cada uno debe encontrar la suya, que este camino no se inicie sólo pensando en una solución de trabajo.
Cuando uno consulta su filosofía JUANA BARRANCO , observa su compromiso con el medio ambiente, su lucha conta la obsescencia programada de la moda y, sobre todo, la firme creencia de que la moda puede mejorar lo sociedad.En el próximo artículo os hablaremos de otros diseñadores que han optado por otros modelos profesionales. Rubén Gómez, Tamara Campaña, Antonio Gutierrez y Rafael Núñez nos contarán como han llegado a ser diseñadores de moda.

Imagen

Imagen

Deja una Respuesta