Fallece a los 77 años de edad el famoso “Rey de lo ceñido” y uno de los mejores diseñadores de haute couture de los últimos tiempos.

Fuente fotográfica Vogue
Libfly jeans-@laguiademoda
El mundo de la moda está de luto por la muerte de Azzedine Alaïa, modisto de profesión y por vocación que nació en Túnez en 1940 y que conjugó con exquisitez dos disciplinas como son la escultura y la costura: sus dos pasiones. Esta es la génesis de su obra.
Aprendió a coser con su hermana gemela pero sus conocimientos académicos y capacidad artística y creativa le hicieron comprender que su sitio estaba en París. Allí trabajó con modistos tan prestigiosos como Christian Dior, Guy Laroche o Thierry Mugler y en 1970 inauguró su propio atelier. Fue en 1980 cuando lanzó su primera colección. ​
Sus creaciones, piezas ajustadas a la piel como un guante, le valieron el merecido título de “the King of cling” o “el rey de lo ceñido”, lo que resulta de lo más acertado si tenemos en cuenta que estudió escultura en la Escuela de Bellas Artes de Túnez. Por utilizar un símil, para él el cuerpo de la mujer era arcilla que se moldeaba con sus diseños, y experimentó con todo tipo de tejidos y materiales para ese estilo strecht que le caracterizó durante toda su carrera: “Sus diseños envuelven las curvas de la mujer” (Cindy Crawford).

Cling style de Alaïa. Cindy Crawford en el extremo izquierdo. The Guardian

El diseñador franco-tunecino inventó el concepto de supermodelo. Le gustaba abrir las puertas de su casa para las modelos que empezaban por entonces y vistió a casi todas las top famosas de los 80 y 90 en sus diseños de bodycon (ajustados al cuerpo), a toda la alta sociedad francesa y a muchísimas estrellas como Lady Gaga o Madonna.
Creó escuela. Sí, queridas lectoras, también fue maestro para otros. Descubrió una técnica que conseguía alzar el pecho plano a través de un elaborado corpiño.
Alaïa fue crucial en la carrera de Grace Jones. Su vestido rosa con capucha, usado para la película de 007 Panorama para matar (A View To A Kill, 1985),  se ha convertido en un clásico replicado por Kylie Minogue en el video Can’t Get You Out Of My Head.
Fue el descubridor de Naomi Campbell, a la que acogió en su propia casa en París cuando ella solo tenía 16 años de edad. Él fue capaz de ver todo su potencial, atraído sin duda por la estructura muscular, volúmenes, proporciones y belleza de esta modelo, quien  cariñosamente le llamaba papá. Podemos decir que fue no solamente su padre profesional sino también emocional. Naomi estuvo con él hasta el final, abriendo la catwalkpara su último desfile en julio de 2017.

Naomi con Azzedine, su padre profesional y emocional. Fuente fotográfica Estilos de Vida

Alaïa con uno de sus queridos Yorkshires junto a Grace Jones que lleva el famoso vestido ceñido con capucha.
Fue una gran influencia en Victoria Veckham, en su propio estilo y en el de su sello. A menudo vestía sus faldas largas y su estética ajustada se puede ver claramente en las primeras colecciones de su marca. ​
Los vestidos de Alaïa formaban parte del vestuario de Michelle Obama. Llevaba su Skater-style (vestido de patinadora) característico en eventos tan trascendentales  como el discurso del Estado de la Unión de 2014.
Michelle Obama luciendo un Alaïa de corte skater. Fuente fotográfica The Guardian
Cerramos nuestro particular homenaje a Alaïa con las palabras que Rossi de Palma, fiel admiradora y amiga, le dedicaba en Twitter: “Mi Azzedine, mi querido, mi amor. El mundo es demasiado triste sin tí”.
Fuente fotográfica The Guardian, Vogue y Estilos de Vida.

Deja una Respuesta