Imagen


El verano ya está aquí y es el momento de preparar la piel para lucir ropa ligera y disfrutar las jornadas eternas de playa y piscina ¿Estás lista? Sigue estos sencillos consejos y empieza a lucir piernas bonitas.
EXFOLIA LA PIEL: Aunque deberías exfoliarte la piel al menos una vez por semana durante todo el año, este gesto de belleza se convierte en imprescindible con la llegada del buen tiempo. Por ello, si quieres mostrar una piel suave y sin asperezas (especialmente en los codos, las rodillas y los talones, que es donde se acumulan más células muertas), los exfoliantes se convertirán en tu mejor aliado. Además, debes saber que para conseguir un bronceado uniforme es fundamental exfoliar regularmente todo el cuerpo y el rostro. Esto sí, mejor por la noche para que la piel tenga tiempo a recuperarse y, sobretodo, evitando la exposición solar directa. 

HIDRATA Y EMBELLECE LA PIEL: El sol, el viento, la sal del mar, el cloro de la piscina, el aire acondicionado… Todos estos agentes resecan la piel y pueden hacer que esta se muestre deshidratada, áspera y tirante. En verano es esencial una buena hidratación aunque embadurnarse de crema pueda resultar menos apetecible que en invierno por el calor y la humedad. Nuestra recomendación es optar por texturas más ligeras pero altamente hidratantes como el sérum corporal con extracto de orquídea y rosas salvajes de Skeyndor, que combina la ligereza y la comodidad de los sérums corporales más sofisticados con la hidratación y el máximo cuidado de las cremas de tratamiento. Esto mismo es aplicable al cuidado facial. En los meses de verano, por lo general, solemos tolerar peor las emulsiones más densas y, en algunos casos, incluso se ve dificultada su absorción debido a las altas temperaturas y la transpiración. Para aquellas zonas del cuerpo que toca exhibir y de las que no siempre estamos del todo satisfechos, contamos con la línea BODY SCULPT de Skeyndor con productos que aplicados con constancia consiguen resultados sorprendentes en poco tiempo.

UTILIZA PROTECTOR SOLAR: La mejor crema antienvejecimiento es la protección solar. Por este motivo, en los meses donde la radiación solar es más intensa y pasamos más tiempo al exterior, los protectores solares deben acompañarte siempre. Escoge los que más se adapten a tu tipo de piel y a las condiciones en las que tendrá lugar la exposición solar. Aunque ansíes el bronceado, recuerda que debes exponerte al sol de forma progresiva y con la protección adecuada ya que sino conseguirás quemarte y, al cabo de unos días, tu piel se pelará. Por no hablar de las consecuencias negativas del exceso de sol para la salud y la belleza de la piel. De hecho, con el spray protector invisible de Skeyndor ya no tienes excusa para aplicarte fotoprotector solar debido a su textura, fresca, agradable y con un acabado totalmente transparente.

APORTA LUMINOSIDAD AL ROSTRO CON UN MAQUILLAJE LIGEROAl igual que con las cremas, en verano, tan sólo apetecen maquillajes ligeros o únicamente una crema de color, una BB cream o una CC cream. Una vez la piel empiece a estar más dorada, los polvos bronceadores aportarán luz al rostro, al igual que las sombras de ojos luminosas.
Todos estos consejos te ayudarán a presumir de tu piel en 3,2,1, ¡listo!

by Ysa Molina
Técnico en Estética Personal.

Deja una Respuesta