Dentro de las miles de cosas que se pueden aprender, hay una que no, y esa es el estilo. El estilo se tiene o no, es como una cualidad más, que late en el interior de aquellos que la poseen. Lo que sí se puede aprender es el buen gusto, a través de las buenas maneras, de aprender a diferenciar las buenas calidades de las malas, a reconocer lo interesante de lo absolutamente banal, y al aprender a ser objetivos con todo aquello que vemos.

Una de las cosas que más puede nutrir nuestra vida, nuestra mente, y por lo tanto también nuestro buen gusto y que ayudará a consolidar el estilo de cada uno, es el viajar. Cada semana cuando salimos a la calle, es normal encontrarnos con extranjeros que visitan Granada y se enamoran de ella. Estos viajeros, vienen admiran y se van, pero al mismo tiempo su estilo puede dejar huella en todos aquellos que los vemos pasear por la ciudad. Pero para eso, los lugareños, debemos estar también atentos a todo lo que pasa a nuestro alrededor y ser un poco turistas en nuestra propia ciudad y disfrutar de todo lo que en ella acontece. Todo aquello que veamos y nos llame la atención o emocione, nos aportará. 

Así que salid a la calle y disfrutad de la ciudad como si fuera la primera vez que la vierais. 

Adela García: Gafas de sol, Top, pantalón y tacones: Mango, bolso: Menbur.

Reí Sakí: Yukata (Tradicional kimono japones de verano), Geta (Calzado tradicional japones), Bolso: LeSportSac

Laura Falomir: gafas: Ray-Ban, vestido; Molly Bracken, bolso: Stradivarius, pendientes: Tous, sandalias: Primark

Lorena Grannini y Marta Gentili: Sus collares, faldas y tops
son mezcla de sus viajes por Camboya,Tailandia, su Italia natal y Australia. 

Lucia Leivacamiseta/vestido: Sfera, short: Zara, sandalias: Gioseppo, reloj: Marx Maddox y pulseras de merdadillos playeros.

Deja una Respuesta